El albergue es una estructura receptiva a disposición de los huéspedes por un período de tiempo limitado, en la cual el respeto mutuo es uno de sus valores fundamentales. 

Los clientes deben leer las normas y tarifas del albergue antes de ingresar. La entrada al albergue implica la plena aceptación y conocimiento completo de dichas normas, que a su vez, podrian llegar a ser complementadas, por separado, con notas adicionales del propietario y/o un operador autorizado.

1)  Los huéspedes deben:

I. Al arribo: presentarse para efectuar la registración prevista por ley y presentar el documento de identidad, que será restituido una vez finalizada la registración; ocupar la habitación y/o cama asignada.

II.  Durante la estadía: Observar los horarios de trabajo del albergue y cooperar para respetar el orden y la limpieza.

III. Antes de partir: Devolver las sabanas y las toallas que utilizaron. Antes de abandonar el albergue, asegurarse que la habitación que le fue entregada esté en las mismas condiciones que estaba antes de ser ocupada.

2) El albergue de la Juventud abre en el periodo que va desde el 1 de enero al 31 de diciembre, todos los dias desde las 07:00 hasta las 11:00 y desde las 18:00 hasta las 22:00. En el periodo de tiempo indicado previamente, la disponibilidad del personal está garantizada.

3) Las tasas fijas de estadía en el albergue son las siguientes:

  • Estancia de una noche: € 15,00 por persona; Esta permitido el uso de la cocina para el desayuno y el resto de las comidas.

4) El pagamento de la estadía debe realizarse por adelantado; El recibo debe ser retirado al momento del pagamento.

5) En caso que el huésped quiera extender el tiempo de estadía deberá informar al personal, antes de las 10.00 del día anterior a la prevista partida. 

6) Los huéspedes que no dejen la habitación y/o cama asignada antes de las 10:00 del día previsto de partida, deberán pagar el equivalente a la estadía del día siguiente. En este caso, tienen la posibilidad de permanecer en el albergue la noche extra que tuvieron que pagar.

7) En caso que la persona no tenga una reserva, la estadía será programada por el personal en base a la disponibilidad del albergue y/o los días ya reservados por otros clientes.

8) Los huéspedes que no tengan una identificación válida no podrán alojarse en el albergue.

9) El personal asignado tiene el derecho de interrumpir la estadía del huésped si lo considera necesario para la seguridad pública.

10) Está prohibido alojar en las habitaciones personas que no hayan sido registradas.

11) La limpieza y reorganización de la sala, que esta a disposición de los huéspedes para desayunar, almorzar y cenar, está a cargo de quienes la utilizan, así como también el uso de muebles, equipos o cualquier otro mobiliario puesto a disposición de los huéspedes. 

12) En todos los ambientes del albergue (tanto internos como externos), se requiere, por parte de los huéspedes, un comportamiento adecuado, inspirado en el respeto y la buena educación.

13) Dentro del albergue está prohibido:

I. Fumar y comer en todo el edificio.

II. Usar de una manera inapropiada los armarios, camas y equipos.

III. Usar sábanas personales o bolsas de dormir.

IV. Entrar con animales.

V. Acampar o realizar otro tipo de actividades no autorizadas en espacios externos, en el jardín y al aire libre.

VI. Encender fuegos en espacios externos.

VII. Dañar la vegetacion.

14) Los daños causados por un huésped deberán ser reembolsados. Cualquier tipo de daño voluntario a la estructura es una crimen, por lo tanto se aplicaran las penas previstas por las normas del caso. 

15) Los adultos son responsables del comportamiento de los menores.

16) Cualquier queja o reclamo debe ser informado a la persona a cargo y/o al gerente.

17) El albergue no asume ningun tipo de responsabilidad por daños y/o robos de objetos al interno o externo del albergue, al igual que lesiones y/o accidentes causados por culpa del huésped.

18) Cualquier tipo de comportamiento que no cumpla con el reglamento, o que sea contrario a las reglas de la vida civil, puede ser considerado un motivo de expulsión del albergue sin perjuicio de posibles acciones a nivel civil y/o penal.